Como comparar la lista de ingredientes

ingredientes

La lista de ingredientes no sólo te indica los principales ingredientes, sino que en muchos casos te puede dar una idea de la calidad del producto.

De acuerdo con los estándares de AAFCO, el envase de alimento para perros tiene que listar los ingredientes por sus nombres comunes y en orden de predominancia por peso.

Por tanto, al leer la lista de ingredientes vale la pena que te fijes en su orden y en qué tan específicos o genéricos son. También es bueno, aunque en menor medida, que tomes en cuenta el número de ingredientes.

El orden de los ingredientes

Los ingredientes de la comida para perros se suelen indicar de mayor a menor según su peso, pero es según su peso antes de ser procesados. Esto puede tener un impacto importante en el peso final que tienen ciertos ingredientes en el producto final.

Cuando se trata de pienso para perros o gatos y otras comidas secas, los ingredientes que llevan mucho contenido de agua en su estado natural (como la carne) pierden mucho peso durante el procesamiento, ya que pierden mucha agua. En cambio, los ingredientes con menor contenido de agua en su estado natural (como el arroz) pierden menos peso en el producto final.

En consecuencia, cuando se trata de un alimento seco, un ingrediente que se lista primero puede en realidad estar presente en menor porcentaje si es que en su estado natural es más acuoso que los que le siguen en la lista.

Por ejemplo, compara las siguientes dos listas parciales de ingredientes:

  1. Carne de ave deshidratada, arroz, maíz, grasa vacuna, gluten de maíz, pulpa de remolacha…
  2. Carne de ave, arroz, maíz, grasa vacuna, gluten de maíz, pulpa de remolacha…

A primera vista parecen iguales, pero la diferencia está en que la primera indica como primer ingrediente “carne de ave deshidratada “. Es decir que en esa lista la carne es sin duda alguna el ingrediente más importante, ya que se encontraba deshidratada al pesarse antes de procesarla con los demás ingredientes.

En cambio, la segunda lista puede tener carne de ave como el ingrediente más importante o no, ya que la carne perdió algo de peso al perder agua durante su procesamiento. Lastimosamente, en este caso es imposible saber con certeza si la carne de ave ocupa el primer lugar en peso seco del producto o si en realidad está por debajo del arroz.

Por otra parte, una práctica algo frecuente es la separación de ingredientes. Algunos fabricantes separan un alimento en dos o más de sus componentes para que aparezcan más atrás en la lista. Así, si un alimento para perros contiene mucho maíz y derivados de maíz, el fabricante puede listarlos por separado. De esta forma, cada ingrediente se indica como de menor importancia, aún cuando el contenido de maíz es muy alto.

Por ejemplo, considera las dos listas siguientes:

  1. Carne de ave deshidratada, maíz, gluten de maíz, fibra de maíz, grasa vacuna, pulpa de remolacha…
  2. Carne de ave deshidratada, maíz, grasa vacuna, pulpa de remolacha…

La primera tiene tres ingredientes con contenido de maíz que aparecen después de la carne de ave: maíz, gluten de maíz y fibra de maíz. Es probable que el contenido total de maíz sea superior al de carne, pero como los ingredientes están separados, da la impresión de que la carne es el principal ingrediente.

En algunos casos esto es una estrategia engañosa de marketing que cumple con los parámetros establecidos. Sin embargo, no siempre es así y en algunos casos simplemente se mencionan los ingredientes por separado porque así es como ingresan en el procesamiento del alimento.

De cualquier manera, ten en cuenta que la comida para perros no necesita ser mayoritariamente de carne (de hecho las dietas de pura carne son dañinas). El hecho que arroz o algún otro ingrediente aparezca primero o se presente en diferentes estados no es necesariamente malo. Lo importante es la calidad del alimento que compras para tu perro.

Dado que generalmente no se indican los pesos de cada ingrediente en la lista, te queda pendiente averiguar cuándo se trata de una lista engañosa y cuándo de una lista honesta de ingredientes. Lastimosamente no es posible saberlo a ciencia cierta sólo con la información del envase, pero la primera fuente de grasas te da una idea de cuáles son los principales ingredientes.

La primera fuente de grasas suele ser el último de los ingredientes importantes en listarse. Por tanto, te indica que los que vienen antes son los de mayor peso, mientras que los que vienen después aparecen en pequeñas cantidades, ya sea para dar sabor, color o por ser micronutrientes (vitaminas, sales minerales, etc.).

Por ejemplo, considera las dos listas siguientes:

  1. Carne de ave deshidratada, arroz, maíz, grasa vacuna, gluten de maíz, fibra de maíz, pulpa de remolacha…
  2. Carne de ave deshidratada, arroz, maíz, gluten de maíz, fibra de maíz, grasa vacuna, pulpa de remolacha…

La única diferencia entre las dos listas es la posición relativa de la grasa vacuna, que es la primera fuente de grasa encontrada (y la única del ejemplo). La primera lista tiene cuatro ingredientes principales, desde la carne de ave hasta la grasa vacuna, y los demás ingredientes vienen en menor cantidad. La segunda lista tiene seis ingredientes principales, desde la carne hasta la grasa.

Obviamente, la primera lista tiene mayor contenido de carne en relación a los otros productos, ya que el gluten de maíz y la fibra de maíz sólo se incluyen en pequeñas cantidades (están después de la grasa).

La segunda lista, en cambio, tiene gran cantidad de maíz (como maíz puro, gluten y fibra) en relación a la carne, ya que todos estos ingredientes aparecen antes de la grasa.

Es muy probable que la comida para perros de la primera lista esté mejor balanceada que la de la segunda lista, aún cuando los ingredientes son los mismos. Para esto también tienes que considerar la información del análisis garantizado.

Nombre de los ingredientes

Por norma, todos los ingredientes se indican por su nombre común. Sin embargo, los nombres comunes a veces sirven para esconder la baja calidad de algunos ingredientes. Y en otras ocasiones no resultan tan comunes, como “zeolita ” o “sulfato de condrotina “.

Cuando leas los ingredientes prefiere las comidas que indican ingredientes específicos, como “carne deshidratada de pollo ” por sobre los que indican ingredientes genéricos, como “carne “.

También prefiere las comidas para perros o gatos indican claramente las especies utilizadas para sus ingredientes principales. Por ejemplo “carne de pollo ” indica la especie, mientras que “carne de ave ” no.

Las harinas de carne son un tanto engañosas, ya que no se puede saber su calidad solamente con la información de la etiqueta. Existen harinas de carne de buena calidad y existen harinas de carne de mala calidad. Si la comida de tu perro no lleva carne y solamente incluye harina de carne, vale la pena que investigues un poco la marca que compras (que puede ser muy buena, pero no está de más averiguar).

Lo que sí tienes que evitar en la medida de lo posible son los subproductos, tanto en los ingredientes cárnicos como en los del reino vegetal. Los subproductos suelen ser de baja calidad (tejido nervioso, sangre, pezuñas, cuernos, tripas, plumas, etc.), poco nutritivos y poca digestibilidad. Por tanto, pueden aportar los niveles requeridos de nutrientes al alimento, pero al no ser muy nutritivos ni fácilmente digestibles el perro necesita comer mucho más.

Por ejemplo, una etiqueta que indica: Arroz, harina de subproductos de carne, gluten de maíz, grasas animales, etc., levanta ciertas dudas sobre la calidad del producto. Los principales ingredientes animales de esta comida son subproductos de carne y grasas animales. Con esas indicaciones no puedes saber qué especies animales incluyen ni qué partes de los animales. Este tipo de etiquetas pueden describir alimentos de bajo nivel.

También existen algunos aditivos que debieras evitar porque son dañinos para la salud. Incluso están prohibidos en comidas procesadas para humanos, pero extrañamente son permitidos en la comida para perros. En otro apartado tienes una lista de aditivos en la comida para perros que vale la pena evitar.

Número de ingredientes

Finalmente, ten en cuenta que un mayor número de ingredientes no significa una comida de mejor calidad. La comida para mascotas no necesita tener un montón de cosas para cubrir los requerimientos nutricionales de perro. Un alimento con pocos ingredientes puede ser completo y saludable.

Algunas veces se agregan ingredientes en pequeñas cantidades para dar diferentes sabores o colores. En otros casos, se incluyen ingredientes en pequeñas cantidades como estrategia de marketing, ya que mucha gente piensa que esos alimentos son más nutritivos porque contienen manzana, zanahoria, extractos de té, uvas y quién sabe qué mas.

Tampoco es mejor una comida con varias fuentes de carne (por ejemplo: pollo, vaca, cordero, pescado) que una sola fuente de carne. Lo que importa en este caso es la calidad de la carne, no de cuántos animales proviene.

La presencia de muchos ingredientes no es mala por sí misma siempre que el alimento cubra las necesidades nutricionales de tu perro. Sin embargo, si encuentras entre los ingredientes algunos colorantes, conservantes o aditivos que pueden ser dañinos, mejor evita esa comida y busca otra para tu mascota.